El 87 % de las estaciones y terminales del MIO fueron saqueadas y dañadas: balance

Desde el miércoles pasado los caleños han sido testigos de los múltiples ataques contra el MIO, su sistema de transporte masivo que desde el jueves se vio obligado a no prestar el servicio por las difíciles condiciones de orden público. 

Según Metrocali, a la fecha, el balance de la jornada violenta registra 47 de las 55 estaciones del MIO saqueadas en actos de vandalismo, 9 estaciones y 3 terminales incendiadas, así como 46 vehículos con sus parabrisas y ventanillas rotas, daños en sus ruteros y carrocería, además, 15 de ellos declarados pérdida total porque fueron quemados.

Durante el fin de semana Óscar Ortiz, presidente de Metrocali, tasó las pérdidas materiales en $25.000 millones, sin embargo, a ese valor se deben sumar los $650 millones que pierde el MIO por cada día que deja de operar, cifra que ya alcanza los $3250 millones por los 5 días en que no se ha prestado el servicio.

Más allá de las pérdidas registradas, los actos de vandalismo han puesto en jaque una infraestructura estratégica y patrimonio de la ciudad que a los caleños les ha tomado 16 años consolidar y en la que han invertido $4 billones con recursos del sector público y privado. Además, sin su sistema de transporte masivo, Cali pierde competitividad y el eje fundamental para apalancar la reactivación económica tan necesaria ante la crisis generada por la pandemia.

MIO sin protección

Desde el miércoles 28 de abril, cuando grupos aún no identificados por las autoridades aprovecharon la jornada de paro nacional para realizar actos de vandalismo contra el MIO, los caleños se preguntan ¿por qué no se pudo proteger este patrimonio de la ciudad?

En las redes sociales cientos de caleños manifestaron la misma inquietud como es el caso de Carlos Arango, un economista que anoche, tras ver las imágenes de la estación 7 de agosto ardiendo en llamas, muy lejos de los sitios de concentración de las protestas, preguntó en Twitter: “¿Por qué la Policía y el Esmad no custodian las estaciones del MIO si saben que las están vandalizando todas las noches?”.

Las dudas por la desprotección del sistema masivo comenzaron a hacerse visibles desde el sábado cuando las marchas fueron pacíficas y solo al final del día hubo algunos actos de vandalismo.

Al caer la noche de ese 1 de mayo y a 17 kilómetros de Sameco, donde se concentraban las refriegas, la estación Buitrera ardía en llamas, por lo que otros usuarios, como Carlos ZP, fueron más críticos de la situación y escribían etiquetando las cuentas de Metrocali y el presidente Ortiz: “Ustedes no dan seguridad de nada. Siguen quemando estaciones y no se entiende como no están custodiadas”.

Algunos usuarios de redes fueron más allá y plantearon que la oleada de ataques contra el MIO podría estar siendo orquestada por grupos interesados en que el sistema masivo no pueda seguir operando en Cali, entre ellos mencionaron al viejo sistema de buses que aún conserva casi 400 vehículos en la ciudad. Estas versiones son materia de investigación por el CTI de la Fiscalía.

La sensación de que el MIO no fue una prioridad para la Administración Municipal, la Policía o el Ejército durante los desmanes que han azotado a Cali en los últimos días, también golpeó a las 5 empresas que tienen las concesiones del recaudo de los pasajes, la tecnología de comunicación de las estaciones y terminales, así cómo de la operación de los buses del sistema masivo.

“El respaldo de la Alcaldía, Metrocali y la Fuerza Pública al MIO ha sido nulo”, reclamó Fran Mosquera, vocero de ETM, una de las empresas operadoras, quien agregó: “la suma dada de forma preliminar representa la reposición de la flota pérdida y la reparación de la afectada e incluye los daños a la tecnología e infraestructura del MIO”.  

Gonzalo Cucalón, vocero de GIT Masivo, llamó la atención y explicó que, además de las pérdidas materiales, “tenemos más de 100 trabajadores afectados”. 

Por su parte, la Unión Temporal de Recaudo y Tecnología, Utr&t, encargada de la operación y administración del sistema de recaudo y la conectividad del Centro de Control de la Operación, ha manifestado en las reuniones con el presidente de Metrocali que “gran parte del cableado y fibra óptica fue dañado por la acción de los vándalos”.

Lo anterior, sumado a las condiciones de inseguridad que se mantenían en la tarde de hoy en Cali, dificulta el retorno de la operación. En la tarde de hoy Metrocali sostenía una reunión con los 5 operadores, pero al cierre de esta edición se desconocen sus resultados. 

Sin embargo, los operadores en pleno reclaman que, si el ente gestor del MIO les da la orden de operar, como entidad del Estado, garantice la seguridad del sistema: Vehículos, estaciones, terminales, personal logístico y, especialmente, los usuarios.

Lea también: Escasez de comida y gasolina en Cali: así está el panorama tras cinco días de Paro Nacional

Síguenos en nuestras redes sociales:

¡Suscríbete GRATIS para recibir nuestro diario vespertino todos los días en tu WhatsApp!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *