¿Cómo, por qué y para qué consumir frutas cada día?

Seguramente han escuchado y se han hecho esta pregunta muchas veces, ¿debo o no debo incluir frutas en mi alimentación?  ¿son buenas? ¿Me engordan? ¿Hay unas mejores que otras? La respuesta es: claro que debemos incluirlas.

Las frutas son alimentos esenciales que nos aportan una gran variedad de vitaminas, minerales y fibra que ayudan en todos los procesos metabólicos de nuestro organismo. 

Vamos a desglosar cada una de esas preguntas, para que podamos entender la importancia de un consumo diario de frutas.

¿Las frutas engordan? 

Para dejar esto claro, se debe tener en cuenta que ningún alimento tiene la capacidad de adelgazarnos o engordarnos, todo va a depender de la cantidad y la frecuencia con la que los incluyamos; con la fruta no es diferente, siempre un exceso se verá reflejado en aumento de peso por el aporte de calorías; sin embargo, las frutas son alimentos bajos en calorías y altos en fibra, esto hace que sean una excelente opción para incluir diariamente. 

Las recomendaciones de la OMS nos dicen que debemos incluir 5 porciones al día entre frutas y verduras, el tamaño de la porción va a depender del tipo de fruta.

Es decir, cuando hablamos de porciones no necesariamente nos referimos a unidades, por ejemplo, cuando hablamos del banano, una porción equivale a ½ unidad, sin embargo, pasa al contrario con la granadilla, en la cual el tamaño de la porción son 2 unidades pequeñas, esto va a variar en cada fruta de acuerdo al peso de la misma y a su valor nutricional.

Por esa razón siempre es importante asesorarnos con un profesional en nutrición para que nos indique cuál sería la porción ideal de frutas a incluir en nuestro día a día. 

¿Hay frutas que son mejores que otras? 

No, realmente el concepto de que un alimento sea bueno o malo o sea mejor que otro, solo promueve una mala relación con ellos y nos hace excluir y estigmatizar algunos, causando así déficit de ciertos nutrientes que contienen dichos alimentos.

Sí es cierto que la composición nutricional de cada fruta debe tenerse en cuenta en personas que necesiten cuidarse con el azúcar o cuando hay problemas de dislipidemias, pero en personas sanas no hay límite respecto al tipo de frutas que se deben incluir.

Es común también escuchar el horario en el que se consumen las frutas; muchas veces oímos que no es recomendado incluirlas después de las 6:00 p. m. porque nos van a engordar más que si las incluyéramos en horas del día; esta afirmación es falsa y carece de cualquier sustento científico. Sí bien nuestro cuerpo funciona a través de nuestro reloj biológico, el metabolismo de las frutas no cambia mágicamente a cierta hora del día, por esa razón, las frutas también pueden ser una buena opción como refrigerio nocturno. 

Combinación de frutas

Otra de las cosas que hemos escuchado es que no se deben combinar entre ellas, esta afirmación es un poco más contradictoria debido a las corrientes que la promueven. Sin embargo, es importante tener en cuenta que dependiendo de la tolerancia es posible combinar frutas entre sí. La recomendación siempre es consultar con un profesional porque la combinación de ciertas frutas en personas con alteraciones gastrointestinales puede generar malestar, dolores y empeorar síntomas.

La dietoterapia

Por último, la fruta también se puede usar como una herramienta de dietoterapia en cuadros de estreñimiento o diarrea. Hay frutas que de acuerdo con el aporte de diferentes fibras se consideran astringentes y son ideales para tratar cuadros de diarrea; por ejemplo, la manzana, la pera, el durazno, guayaba y banano. Por otro lado, en cuadros de estreñimiento, es mejor optar por frutas con otro contenido de fibra, por ejemplo, la papaya, la piña, pitahaya, granadilla, naranja, mandarina, entre otras. 

En conclusión

La fruta es un alimento vital para nuestra vida y restringirla puede generar deficiencia de micronutrientes y enlentecimiento de los procesos metabólicos en nuestro cuerpo, no nos dejemos llevar por los comentarios de aquellas personas que no reconocen sus beneficios, cuestionemos siempre y elijamos lo que sea mejor para nuestra salud y bienestar .

Por: Daniela Melissa Peña García – Nutricionista, dietista*

Te puede interesar: Cómo discutir con éxito: Columna María C. Pinzón

Síguenos en nuestras redes sociales:

¡Suscríbete GRATIS para recibir nuestro diario vespertino todos los días en tu WhatsApp!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *