20 mil cupos para caleños que aspiren a la universidad

Con una inversión que bordea los 400 mil millones de pesos disponible hasta el final del período del gobierno del presidente Duque, el DPS activó 280 mil cupos de ayuda económica para jóvenes en situación de pobreza extrema o bajos recursos para este año y que se espera alcance un promedio de 400 mil beneficiarios en todo el país.

Diego Fernando Rivas Solarte director en el Valle del Departamento para la Prosperidad Social, DPS, explicó que los 20 mil cupos disponibles para los jóvenes en Cali, están disponibles desde ya y a ellos solo podrán acceder personas que quieran realizar o estén cursando educación superior.

Requisitos

El funcionario dijo que para acceder a la ayuda que oscila entre un millón 600 mil pesos y dos millones de pesos por año y que varía dependiendo de los rendimientos académicos y se
hará en pagos cada dos meses, deberán cumplir con los siguientes requisitos: ser graduado de bachiller, estar cursando o querer ingresar a educación superior pública, no ser profesional, tener Sisben con puntaje inferior a 54 puntos y tener entre 14 y 28 años de edad.

Rivas Solarte, precisó que, a este programa de Estrellas Jóvenes en Acción, está dirigido a personas en condiciones de pobreza o de muy bajos recursos financieros.

“Uno de los grandes objetivos de esta iniciativa que se activa hoy es evitar la deserción de estudiantes en la educación superior.

No obstante, el llamado hoy es para estudiantes del Sena, la oferta es abierta a todos aquellos que quieran ingresar a instituciones educativas superiores de índole pública.

“Invito a todos los jóvenes que quieran cursar estudios superiores en entidades públicas que desde ya accedan al programa nuestro, enviando un mensaje de texto con el número 85594 y la palabra prerrequisito y anexando su correo electrónico personal.

Frente al control para garantizar la seriedad del proceso, el director del DPS en el Valle, Diego Fernando Rivas Solarte, expresó que la entidad desde Bogotá aplica sistemas seguros para verificar
cada aspirante.

El Camacho está listo

Para la Institución Universitaria Antonio José Camacho, es maravilloso que el gobierno brinde este apoyo monetario a los jóvenes en condición de pobreza y vulnerabilidad de Cali, toda vez que les
permite atender sus necesidades económicas para poder continuar con sus estudios.

Yolanda Ochoa Grajales, directora de Bienestar Universitario de la institución educativa, dijo que ellos como Antonio José Camacho son un vínculo entre los estudiantes y el DPS, que es quien otorga el incentivo monetario.

Básicamente, el primer requisito es que el estudiante esté matriculado en una institución de educación superior; por cuanto se inicia ese proceso, debe hacerse un reporte al DPS con todo el listado de las personas matriculadas, para que ellos puedan hacer la evaluación correspondiente y
agotados los demás trámites los alumnos puedan acceder al beneficio.

Frente a la población estudiantil vinculada a la Universidad, reveló que hasta el primer semestre tuvieron matriculados más de nueve mil estudiantes, de los cuales el 70 por ciento pertenecen a los estratos uno y dos.

Indicó que hasta el año 2019 la institución tuvo en promedio 1.500 alumnos beneficiarios del programa Jóvenes en Acción.

Sostuvo que para el este segundo semestre de 2020 se registraron alrededor de 1.300 estudiantes y actualmente se está en proceso de más de 1.600 que aún se están corregistrando, lo que podría llegar a cerca de tres mil alumnos en total este año que podrían, luego de surtir los trámites exigidos, recibir ese beneficio del gobierno nacional.

Resaltó que algunos cambios hechos por el DPS para ampliar el número de beneficiarios son muy positivos, porque permite que más reciban esta ayuda.

“Vemos este programa como una oportunidad maravillosa para nuestra población, porque apoya a los jóvenes en condición de pobreza y vulnerabilidad con una transferencia monetaria que
ayuda a mitigar el índice de deserción universitaria.

Los jóvenes deben aprovecharla”, subrayó. Puntualizó que vale la pena estudiar en lo público, pues se trata, en el fondo, de lograr el mejoramiento de la calidad de vida de los jóvenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *